Skip to main content
Submitted by Mario Alvarado on Mon, 02/07/2022 - 17:29

Día Latinoamericano para la Prevención de Quemaduras

Día Latinoamericano para la Prevención de Quemaduras

En el 2021 hasta el mes de mayo se contabilizan 170 menores hospitalizados

Según datos proporcionados por el Dr. Carlos Siri, Director académico de Medicina en la Universidad Latina de Costa Rica, el 90% de las quemaduras ocurren en nuestro hogar, el sitio que consideramos más seguro y el 80% de los menores que se queman estaban acompañados por un adulto.

Desde el 2017 Costa Rica tenía una tendencia a la baja en cuanto al número de niños hospitalizados en el Hospital Nacional de Niños (HNN), a causa de quemaduras. Sin embargo, en el 2020 y en lo que llevamos del 2021 se ha visto una reversión a este comportamiento:

  • 2016 se hospitalizaron 408 menores.
  • 2017 se hospitalizaron 332 menores.
  • 2018 se hospitalizaron 306 menores.
  • 2019 se hospitalizaron 309 menores.
  • 2020 se hospitalizaron 341 menores.
  • 2021 hasta el mes de mayo se contabilizan 170 menores hospitalizados.

Según Siri, fundador del Banco de Piel del HNN, las cifras anteriores se refieren a menores de edad desde los 0 hasta los 13 años. Este registro muestra que casi el 60% son del sexo masculino y 40% son femeninas; 68% de los menores están en el rango de 0 a 4 años, este es el grupo más importante en Costa Rica y el mundo, en cuanto incidencia de quemaduras.

“La causa más importante de quemaduras son los líquidos calientes, que corresponde a un 70% de todos los pacientes, la segunda causa de quemadura es el contacto con objetos calientes y corresponden a 11%, la tercera causa es la fricción con un 9% y la cuarta causa es el fuego directo en 8% de los pacientes hospitalizados” explicó Siri.

¿Incrementó la estadística desde la pandemia?

Sin duda el incremento está vinculado con la pandemia ya que desde el año 2020, la tendencia hacia la disminución que se había observado en los años previos se revirtió y lamentablemente se experimentó un incremento de la hospitalización por esa causa, la realidad en el 2021 es similar y el acumulado al mes de mayo, muestra un promedio de 34 niños hospitalizados por mes, si se sigue con esta misma incidencia el resultado final podría indicarnos que tengamos la mala noticia de que se hospitalizaron más de 400 niños.

¿Cómo prevenir estos casos? ¿Qué hacer en casa y cuando acudir al centro médico?

Es fundamental impedir que los niños pequeños NO ENTREN A LA COCINA, es decir que haya una barrera física que impida acceso al área de preparación de los alimentos, esto cobra mucha importancia cuando conocemos que el 50% de los menores se queman en la cocina.

En el caso de que suceda una quemadura en un menor o adulto, es importante se apliquen los siguientes pasos que forman parte de los primeros auxilios:

  1. ENFRÍE con agua corriente del tubo durante 10 minutos el área de la piel en que ocurrió la lesión, esto se debe hacer inmediatamente, entre más tiempo duremos en hacer esta acción menor efecto beneficioso tendrá.
  2. RETIRE todos los objetos (ropa, anillo, reloj, etc.) que están en contacto con la lesión en la piel, esto para evitar mayor dolor, contaminación que conduzca a posible infección.
  3. CUBRA con un paño o toalla limpia y seca, para proteger la lesión de manera que no se contamine o exista roce con otras superficies que produzcan dolor intenso, además para evitar la pérdida de temperatura corporal, lo cual es sumamente significativo en grandes extensiones de piel quemada.
  4. NO APLIQUE ningún remedio sobre la quemadura y asista al centro de salud más cercano, es importante no provocar más riesgo de infección ni dolor, y obtener el diagnóstico y tratamiento más rápido de la persona que ha presentado la quemadura.

Lo que no se nos puede olvidar:

La pólvora es una de las causas importantes de quemaduras, cuya incidencia tiende a aumentar en la época navideña y como adultos responsables también debemos saber que está prohibido darles pólvora a menores de edad, debemos ser vigilantes de eso y denunciar en caso de que esta situación conozcamos que se esté dando.

Toda quemadura se puede prevenir, depende de nosotros cuidar a las poblaciones en los extremos de la vida (niños y adultos mayores), los cuales al ser expuestos a estos eventos tienden a tener mayores consecuencias y una recuperación más lenta.