Lo sentimos, necesita habilitar Javascript para ver esta web.

Se encuentra usted aquí

Compartir

Comunidad

Sea parte de nuestra comunidad

Simuladores de negocios permiten evaluar aptitudes laborales de estudiantes

- Más de 500 estudiantes por cuatrimestre en áreas de economía, finanzas, mercadeo, producción, recursos humanos y logística de la Universidad Latina de Costa Rica, se ven beneficiados de esta novedosa plataforma virtual en los niveles de grado y posgrado. 

Resolver desde las aulas situaciones de casos reales que viven diariamente las empresas. Ese es el objetivo del laboratorio de simulación, que implementa la Universidad Latina de Costa Rica para complementar la formación teórica práctica de sus estudiantes, y generar así un proceso de enseñanza integral, que los convierta en futuros profesionales que contribuyan al crecimiento de la organización.

Se trata de un entorno virtual de empresas que involucra directamente a los estudiantes en la toma de decisiones y experiencias gerenciales reales en las organizaciones para que estos puedan tener capacidad de administrar y tomar decisiones efectivas, preparándolos para su incorporación y alto desempeño en el  mercado laboral.

Actualmente, más de 500 estudiantes por cuatrimestre en áreas de proyectos, economía, finanzas, mercadeo, producción, recursos humanos y logística de la Universidad Latina de Costa Rica, se ven beneficiados de esta novedosa plataforma virtual, en los niveles de grado y posgrado.

De acuerdo con Mario Alí Rodríguez, coordinador de simuladores de la Escuela de Administración de Negocios, este sistema es un recurso didáctico dentro del proceso de evaluación de los cursos de la Universidad Latina. “El estudiante comienza a utilizar la herramienta a partir del cuarto cuatrimestre y al finalizar su carrera habrán completado alrededor de cinco simuladores, los cuales aumentan su complejidad conforme avanza el aprendizaje del estudiante”, explicó Alí.

¿Cómo funciona?

Para participar en los simuladores, los estudiantes forman grupos para trabajar durante el cuatrimestre. La plataforma genera una clave de acceso para una empresa virtual dentro de una industria específica. Esta debe competir contra las otras empresas de los otros grupos que la conforman.

“Es una herramienta fundamental que ayuda a visualizar a los estudiantes cómo podría ser la realidad, y a someterse a distintas situaciones como lo son el trabajo en equipo y el liderazgo. Al usar simuladores de negocios, los estudiantes amplían su visión de negocio, crean competencia sana, generan un vínculo entre la teoría expuesta en clase y la práctica, y permite que varios estudiantes ocupen un rol dentro el ámbito organizacional”, mencionó Alí.

Con el simulador de negocios, los alumnos pueden aprender sin comprometer recursos reales y con el beneficio extra de poder condensar, en el tiempo que dura un cuatrimestre universitario, procesos que en el mundo real demorarían años en producirse.

A modo de ejemplo, si se trata de una empresa en el sector productivo, los estudiantes tendrán que valorar qué sucede con la producción, el inventario, y generar ventas. En el caso de una empresa financiera, se deberán tomar decisiones sobre cómo financiar a la empresa, generar ventas, depreciación de la maquinaria, equipo, contratación de personal, inversiones, entre otras variables fundamentales del accionar de una organización en marcha. 

El sistema, diseñado en Europa y Estados Unidos, ofrece ocho diferentes simuladores y opera mediante una licencia de uso suministrada por el Laboratorio de Simulación en Administración y Gerencia (LABSAG)

Más de 120 Universidades en Latinoamérica utilizan la licencia LABSAG. En el país, solamente la Universidad Latina de Costa Rica y la Universidad de Costa Rica (UCR) utilizan este sistema de simuladores otorgado por LABSAG, el cual permite que los estudiantes amplíen su visión de negocio, generen competencia sana y desarrollen un vínculo entre la teoría expuesta en clase y la práctica.

Entre sus ventajas está que permite la aplicación del conocimiento a la solución de situaciones reales y toma de decisiones, aumenta la motivación de los estudiantes, la competencia sana y el trabajo en equipo; están dentro de un marco que replica la realidad ya que el simulador imita lo que está sucediendo en el mundo, tienen una cobertura multidisciplinaria dentro varias carreras, genera valor agregado al modelo enseñanza – aprendizaje.

Un modelo que reconoce talento estudiantil a nivel mundial

Como parte de su proceso de aprendizaje, los estudiantes de la Universidad Latina de Costa Rica participan cada año en el Reto LABSAG, la cual es una importante competencia internacional de simulación de negocios para universitarios.

En el 2015, un equipo de la Universidad Latina obtuvo el primer lugar de la competencia en la categoría SIMDEF (Simulación de Toma de Decisiones Financieras), la cual reunió a alumnos y docentes de más de 47 universidades de Latinoamérica.

El equipo lo conformaron Marco Vinicio Solís y Diana María Torres alumnos de la carrera Administración de Negocios, bajo la asesoría de Mario Alí, coordinador y docente de la Escuela de Administración de Negocios de la Universidad Latina de Costa Rica.

En las dos semanas que duró la competencia, los alumnos tuvieron que tomar decisiones en el campo de las finanzas para mantener a flote su empresa virtual y hacerla rentable mediante el análisis de diversas variables que implicaron un estudio económico, financiero y de producción, con el objetivo principal de obtener un mayor precio accionario en el mercado.

Los concursantes calificaron como muy exigente este concurso pues las variables cambiaban constantemente. En esta ocasión, el objetivo del simulador fue subir el precio de la acción de una empresa de manufactura y aumentar la demanda de su producto.

“Determinar el financiamiento fue lo más acertado, así como las mejoras en producción, inversiones en maquinaria y planta cuentas por cobrar, activos circulantes, compras de inventario y presupuesto de material de producción”, detallaron los alumnos.

Como premio recibieron la reconocida certificación internacional Sum Cum Laude, la que cuenta con el aval de la institución Michelsen Labsag Ltd, de Reino Unido. Esta entidad opera con varias universidades de alcance  internacional.

LABSAG hace dos competencias al año para motivar a los alumnos a que participen y adquieran el compromiso. 

Qué dicen los medios

Compartir