Lo sentimos, necesita habilitar Javascript para ver esta web.

Se encuentra usted aquí

Compartir

Comunidad

Sea parte de nuestra comunidad

Jorge Soto: el chef que trabaja experiencias

Escrito por: Diana Martínez Jiménez

Entre risas afirma que su negocio surgió por “casualidad”.  Aunque le apasiona lo que hace, la cocina, el Chef Jorge Soto, graduado y profesor de la Escuela de Gastronomía de la Universidad Latina de Costa Rica, no pensó en lograr tan pronto el éxito que hasta el momento ha tenido Ryōtei, su restaurante de sushi y comida japonesa en Cartago.

Y es que su nombre, que hace referencia a un tipo de restaurante tradicional japonés ubicado en una casa de habitación y que se caracteriza por un cuidadoso trato al cliente, describe muy bien el concepto de lo que él mismo garantiza es su mayor valor diferenciador.

“Creo que lo que más llama la atención es el hecho de que sea un ambiente familiar, la gente tiene un contacto directo, un servicio personalizado y cálido, porque aquí hablamos, vacilamos y pueden ver lo que se hace. Trabajamos experiencias, no es solo llegar a comer sino ver y conocer la explicación de todo”, mencionó.

Su inicio fue algo particular, “un amigo estaba sin trabajo y me llamó para que le ayudara en un evento en donde se prepararía sushi. Al final quedaron los ingredientes para hacer unos 20 rollos, cuando regresamos yo le dije que iba a ofrecer sushi a algunos amigos y a la gente le gustó un montón”, contó.

Desde entonces, al ver la aceptación de sus contactos, empezó a vender sushi por encargo una vez al mes y en temporada alta aumentó la venta de manera quincenal, así transcurrió un año hasta que en el 2015 abrió las puertas de su acogedor local, que atiende solamente jueves, viernes, sábados y domingos en las noches.

“Empecé a pensar con un amigo cómo hacíamos una remodelación en la casa, y buscar imágenes que se acoplaran a un lugar en donde la gente pudiera ver cómo se prepara la comida, empezamos a meter luces para que se viera bonito, y así abrí en enero del 2015”, agregó.

Y en lo que al inicio atendía a 15 personas, entre él y dos ayudantes más… hoy su restaurante recibe cerca de 70 personas a la semana, atendido por un staff de cinco integrantes en total, en donde también brinda la oportunidad a estudiantes de gastronomía de la Universidad.

Compartir